Amnistía Internacional

Amnistía Internacional Logo

Amnistía Internacional, el mundo puede cambiar, pero no va a cambiar solo. Amnistía Internacional es un movimiento de personas que han decidido tomarse la lucha contra las injusticias como algo personal.

Amnistía Internacional Logo
Amnistía Internacional Logo

Amnistía Internacional es una organización no gubernamental (ONG) internacional, presente en casi todos los países del mundo, con más de 7 millones de socios, socias, activistas y simpatizantes. En España Amnistía Internacional son más de 72.000 socios y socias, y miles de activistas y simpatizantes. Su labor se centra en combatir los abusos contra los derechos humanos de víctimas con nombre y apellido a través de la investigación, la denuncia pública y el activismo.

Esto hace que Amnistía Internacional sea una organización incómoda, porque oponen resistencia a las injusticias y piden responsabilidades por sus acciones a los Gobiernos, empresas, grupos armados, etc., ya sea en un conflicto de gran repercusión pública o en un rincón olvidado del planeta.

Amninstía Internacional: “Por ello necesitamos preservar nuestra imparcialidad y libertad de acción. Somos independientes de todo Gobierno, ideología política, interés económico o credo religioso. No aceptamos financiación de Gobiernos. Nuestro trabajo es posible gracias al compromiso y la solidaridad de muchas personas: nuestros socios, socias y donantes en todo el mundo.”

Amnistía Internacional: “Nuestra visión es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en otras normas internacionales. Puede parecer una utopía, pero la experiencia nos ha enseñado que la unión de miles de personas hace que las cosas tambien, ¡y estamos dispuestos a seguir marcando la diferencia.”

ORÍGENES DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

Orígenes Amnistía Internacional
Orígenes Amnistía Internacional

Presente hoy en 150 países, Amnistía Internacional fue fundada en 1961 por Peter Benenson. Este abogado británico, inspirado en el caso de unos estudiantes portugueses que habían sido encarcelados por brindar por la libertad en su país, decidió publicar el 28 de mayo de 1961 el artículo “Los presos olvidados” en el diario The Observer. En él instaba a personas de todo el mundo a actuar para conseguir la excarcelación de seis reclusos a los que denominó “presos de conciencia”: personas encarceladas por sus convicciones políticas, religiosas u otros motivos de conciencia, que no han recurrido a la violencia ni propugnado su uso.

Para su sorpresa, más de un millar de lectores participaron en esta acción. Quizá sin darse cuenta, Benenson había dado forma a un tipo de activismo que daría excelentes resultados en la lucha contra la injusticia: la acción de muchas personas anónimas a favor de otras personas víctimas de violaciones de los derechos humanos.

“La vela no arde por nosotros, sino por todos aquellos que no conseguimos sacar de prisión, que fueron abatidos camino de prisión, que fueron torturados, secuestrados o víctimas de ‘desaparición’. Para eso es la vela”.Peter Benenson

Lo que empezó siendo una campaña puntual pronto se transformó en un movimiento internacional por la defensa de los derechos humanos de carácter permanente. Al cabo de un año, la nueva organización ya había enviado delegaciones a cuatro países para elevar protestas en favor de varios presos de conciencia y estaba trabajando en otros 210 casos de personas encarceladas injustamente.

A medida que Amnistía Internacional fue creciendo como movimiento de personas que trabajan por personas, su foco de atención se fue ampliando a víctimas de otros abusos de los derechos humanos, como la tortura, las desapariciones forzadas y la pena de muerte.
En 1977 la labor de Amnistía Internacional  fue recompensada con el premio Nobel de la Paz, y un año más tarde la organización fue galardonada con el Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En 1978 un grupo de activistas fundó la Sección española de Amnistía Internacional. Su primer presidente fue Manuel Casanoves.

 OBJETIVOS AMNISTÍA INTERNACIONAL

Objetivos Amnistía Internacional
Objetivos Amnistía Internacional

Nuestro objetivo es realista: ¡queremos cambiar la vida de muchas personas! Queremos que todas disfruten de los derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y sabemos que es posible. Activistas de todo el mundo lo han demostrado oponiendo resistencia a quienes socavan los derechos humanos y pidiendo responsabilidades a quienes están en el poder.

Amnistía Internacional España dispone de un Plan Estratégico para el periodo abril 2010-abril 2016. En él nos hemos marcado nuestros objetivos prioritarios para estos seis años, que nos permiten trabajar activamente contra los abusos graves a los derechos civiles, políticos, sociales, culturales y económicos.

Nuestros principales objetivos son:

  • Proteger el derecho de las personas a la libertad de expresión y a no sufrir discriminación por ningún motivo. Conseguir que los presos y presas de conciencia sean puestos en libertad y proteger a los defensores y defensoras de derechos humanos, es decir, aquellas personas que denuncian abusos en cualquier país, en muchas ocasiones poniendo en riesgo su propia vida.
  • Trabajar por el fortalecimiento de la justicia nacional e internacional, y por el derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas, como las que han sufrido detención arbitraria, juicios injustos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales o violencia de género.
  • Defender los derechos y la dignidad de las personas pobres, denunciando las violaciones de derechos humanos que causan o agravan la pobreza, y haciendo que sus responsables rindan cuentas ante la justicia.
  • Defender a las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas, desplazadas o víctimas de trata, aumentando su protección legal y física, garantizando que no se les niega su derecho a la educación, a la salud o a la vivienda.
  • Defender a las personas de la violencia a manos de los Estados (policías, ejércitos, etc.) y también de otros actores  (grupos armados, empresas, etc.), y trabajar para que se proteja eficazmente a la población civil antes, durante y después de los conflictos.
  • Luchar para conseguir el control efectivo del comercio de armas  e impedir que acaben en manos de quienes violan los derechos humanos.
  • Trabajar por la abolición total de la pena de muerte en todo el mundo, y para que se cumpla la prohibición absoluta de todas las formas de tortura y de otros tipos de maltrato.

ORGANIZACIÓN

organizaciónSomos una organización no gubernamental internacional de carácter democrático, y concedemos una enorme importancia a la participación activa de nuestros miembros en la toma de decisiones.

La Reunión del Consejo Internacional es nuestro órgano supremo de representación a nivel mundial. Se reúne cada dos años. Es una asamblea internacional con delegados y delegadas, en su mayoría voluntarios, venidos de nuestras oficinas nacionales, llamadas Secciones. En esta reunión, los delegados deciden, con total independencia política, qué asuntos hay que abordar y de qué forma hacerlo. También eligen una Junta Directiva Internacional, formada por personas voluntarias que se presentan a estos cargos de manera totalmente altruista. Esta Junta es nuestro máximo órgano de gobierno internacional entre Consejos.

Nuestro Secretariado Internacional en Londres es la oficina central de la organización. En él se coordina gran parte del trabajo de investigación de violaciones de los derechos humanos en el mundo, y se hace seguimiento a las leyes y tratados internacionales que afectan a los derechos humanos. También se diseñan las grandes campañas y las acciones prioritarias para que todas las Secciones trabajen de manera coordinada; así conseguimos un mayor impacto de nuestro trabajo y avances en la protección de los derechos humanos. Su máximo responsable es el Secretario General de Amnistía Internacional. El puesto lo ocupa actualmente Salil Shetty.

En el ámbito nacional, las Secciones se ocupan de desarrollar el trabajo de la organización en cada país, mantener relaciones con su Gobierno y autoridades, apoyar y coordinar el trabajo de sus activistas, y atender a sus socios y socias.

En el ámbito local, un gran número de activistas de Amnistía Internacional se organiza para trabajar por los derechos humanos en Grupos Locales dentro de su ámbito territorial o académico.

Así nos organizamos en la Sección Española

En España, Amnistía Internacional es una asociación sin ánimo de lucro fundada en 1978 y declarada de Utilidad Pública.

Comité ejecutivo Amnistía Internacional España
Elisa Puente, Pedro Victori, Charo Corbacho, Alfonso Sánchez -presidente-, Marta Requeno, Yolanda Román y Blanca Hernández, miembros del Comité Ejecutivo Federal de AI España.

Nuestros órganos de gobierno son:

La Asamblea General Federal, órgano supremo de toma de decisión de la Sección. Se reúne anualmente y está constituida por todos los socios y socias, que tienen derecho a voto. En ella se aprueban las cuestiones más relevantes, como las prioridades de trabajo, las cuentas, o los presupuestos. También se elije a los miembros del Comité Ejecutivo Federal.

Las personas que colaboran con Amnistía Internacional España en la defensa de los derechos humanos son su verdadera fuerza.

La Sección española de Amnistía Internacional contaba a finales de 2014 con72.636 socios y socias, y casi 2.200 activistas repartidos en 115 grupos locales o autonómicos en toda España. También contamos con Grupos Escolares.

Nuestra Red de Acciones Urgentes, con 85.900 miembros, se activa cuando alguien, en algún lugar del mundo, se encuentra en una situación de riesgo extremo de ser torturada, ejecutada, etc.

Nuestra base de ciberactivistas está formada por más de medio millón de personas que colaboran asiduamente firmando nuestras peticiones de presión a Gobiernos, autoridades o empresas a través de Internet.

Y también estamos presentes en las redes sociales de Internet, donde estamos en conversación permanente con una comunidad online que a finales de 2014 sumaba más de 410.000 seguidores.

Socios Amnistía Internacional
Socios Amnistía Internacional

El mundo puede cambiar, pero no va a cambiar solo.

Información general

https://www.es.amnesty.org

Amnistía Internacional España

C/ Fernando VI, 8. 28004 Madrid
Telf. 902 119 133
Fax 913 195 334
info@es.amnesty.org
Nº de inscripción en el Registro de Asociaciones: 22729
C.I.F.: G28667152

1 Trackback / Pingback

  1. 69EROTICOS.COM - Amnistía Internacional denuncia que prohibir la prostitución daña a las mujeres

Comentarios cerrados.