ErotikaLand. Un parque temático dedicado al sexo en Brasil

ErotikaLand
ErotikaLand
En ErotikaLand cada día tres centenares de personas visitarán los más de 150 mil metros cuadrados de tórrida diversión, que incluyen salas de cine y trenes eróticos.
ErotikaLand
ErotikaLand

Imaginen visitar un parque de atracciones en el que el famoso tren de la bruja sea más lúbrico que fantasmagórico; que uno pueda subirse en una vagoneta y no encontrarse con telarañas ni esqueletos, sino con gogos sudados y semidesnudos y bailarinas de ‘striptease’. Y luego, para rematar la tarde, comprar algodón de azúcar y que parezca una gran nube rosa y fálica. No, no es la Disneylandia del ácido, sino la del sexo y el erotismo “ErotikaLand“, un macro proyecto de parque temático que verá la luz en 2018 en la región de Piracicaba, en Brasil.

Con el nombre de ErotikaLand, este parque sólo para adultos ha estado rodeado de polémica, ya que no todo el mundo ve con buenos ojos la temática de este futuro enclave de diversión. “No queremos ser conocidos como la capital del sexo”, señaló Matheus Erler, miembro del partido democristiano de Piracicaba, y añadió que lo que realmente le preocupaba es que fuera un reclamo para “individuos depravados”. No obstante, el responsable de la iniciativa, el empresario local Mauro Morata, ha insistido más de una vez que el parque se instalará fuera de los límites de la ciudad.

Esculturas eróticas
Esculturas eróticas

La (mágica) tierra del sexo

Cada día tres centenares de personas visitarán estos más de 150 mil metros cuadrados de tórrido entretenimiento. Ríanse de los documentales de naturaleza en 3D tan habituales algún tiempo atrás en megacines, una de las mayores atracciones de ErotikaLand es un cine 7D que convierte al espectador casi en participante de una película pornográfica, rodeado de un ambiente totalmente propicio para tener sensaciones de alto voltaje.

No es el primer parque de este estilo: en Corea del Sur existe Jeju Loveland, un enclave donde el arte y el erotismo se funden

También habrá una rueda de la fortuna, es decir, una cabina cerrada en donde el visitante podrá acomodarse para ver y no ser visto, igual que el clásico ‘voyeur’. Y, cómo no, una piscina nudista y un museo erótico que acojerá exposición permanente y otras temporales perteneciente a museos de Nueva York, Corea del Sur o Barcelona. Finalmente, habrá un tren de los placeres a imitación del ya clásico tren de la bruja, pero con hombres y mujeres atractivos bailando en cueros en lugar de viejas malvadas con escobas.

Con un presupuesto de 19 millones de euros, ErotikaLand supone el primer parque temático centrado en sexo y erotismo de Latinoamérica, aunque no del mundo.

ErotikaLand: Eros y montañas rusas

En la isla de Jeju, en Corea del Sur, se encuentra Jeju Loveland, un parque erótico inaugurado en 2004 que se ha convertido en destino de muchas parejas coreanas que celebran allí su luna de miel. Una de las principales atracciones de este lugar son las más de 140 esculturas, realizadas por estudiantes de Bellas Artes, que rezuman erotismo, humor y sensualidad. De hecho, todo en este lugar invita a dejarse llevar.

También en 2007 la Academia de Sexo y Relaciones de Londres abrió un espacio recreativo donde el visitante podía aprender desde cómo conseguir un orgasmo hasta buscarle el punto G a una muñeca como si se tratase de una atracción de feria consistente en dar en la diana con una pistola de balines. Una exhibición divertida y didáctica que probablemente aportó algo de calidez a la lluviosa capital de Reino Unido.