Legalizar la prostitución ¿Qué dicen los partidos políticos?

Legalización prostitución
Legalización prostitución

Legalizar la prostitución ¿Qué dicen los partidos políticos? “Ningún político se ha tomado nunca un café con una prostituta para ver qué necesitan”. Mamen Briz, portavoz de Hetaira, un colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas que vela por la normalización de esta actividad, plasma así el destierro político que sufren sus reivindicaciones. El debate volvió a la actualidad en abril de este año, después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, propusiese regular esta actividad. Se acercan las elecciones generales del 20 de diciembre y los grandes partidos comienzan a hacer campaña. ¿Abordarán este tema? ¿Hablarán de ello en la próxima legislatura?

Legalización prostitución
Legalización prostitución

Manuel Cancio, catedrático de Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Madrid, explica que “la situación de la prostitución en España es compleja”. Hay cierta legislación pero “sólo se refiere al ejercicio de la prostitución en los espacios públicos”. “Existe una regulación muy ambigua”, asevera el catedrático, “es cierto que se castiga al que abusa de la prostituta, pero la prostitución no está ni prohibida ni permitida”. La prostitución libre no se castiga explícitamente en el Código Penal español, aunque sí los delitos de prostitución de menores o la prostitución forzada. En la nueva Ley de Seguridad Ciudadana el ejercicio de esta actividad en la calle está penado con multas de entre 601 y 30.000 euros.

En la sociedad hay dos posiciones principales respecto a la prostitución: la de regularla y la de prohibirla. La situación en España está entre los dos modelos. Para Cancio, la mejor opción es implantar uno de ellos, pero señala que se trata de algo muy complicado, ya que “muchas mujeres que la practican son irregulares, por lo que están en un limbo. No pueden acudir a la policía”.

LEGALIZAR LA PROSTITUCIÓN

Aquellos que están a favor de legalizar la prostitución como un trabajo más, exigen que se actúe de manera autónoma. Es el caso de asociaciones como Hetaira u organizaciones como Amnistía Internacional. Exigen derechos laborales para las trabajadoras del sexo, así como formación, lugares donde ejercer, contratos, etc. Un ejemplo de modelo regulacionista sería Amsterdam con su barrio rojo o Alemania.

Es importante aclarar que no es lo mismo prostitución que trata de personas. Aunque esté relacionado. Según la ONG Anesvad, que cita diversos estudios, ocho de cada diez mujeres en España ejercen la prostitución en contra de su voluntad, pero “no se trata de una cuestión de mayorías o minorías, ya que las minorías también deben tener derechos”, señala Mamen Briz. En Hetaira llevan luchando en defensa de los derechos de las prostitutas y la normalización de esta actividad desde 1995. “En 2002 se empezó a sancionar a las prostitutas que ejercían en la calle con ordenanzas cívicas”, cuenta, “esto hace que ante la opinión pública parezca una práctica ilegal, aunque no lo es”.

“Nosotras abogamos por una normalización de la prostitución y una consecución de derechos laborales. Los políticos no son conscientes de lo que pasan las prostitutas”, se queja la portavoz de Hetaira. Recuerda también que este año, Amnistía Internacional ha declarado públicamente su posición a favor despenalización de la prostitución, después de dos años trabajando en ello con varias organizaciones y colectivos.

LAS TRABAJADORAS DEL SEXO

En octubre de este año, las prostitutas que ejercen en el polígono de Marconi, situado en el distrito de Villaverde (Madrid) crearon una asociación para luchar contra el abandono institucional que sufren. La asociación se llama AFEMTRAS (Agrupación Feminista de Trabajadoras del Sexo) y se ha creado con el objetivo de representarse y luchar contra la discriminación que sufren.

En la presentación de la asociación, una de sus portavoces, Fernanda Valdés, quiso dejar clara su situación: “Somos prostitutas que ejercemos el trabajo sexual porque así lo decidimos. No somos víctimas de trata, sino prostitutas por decisión propia”. Se quejan de leyes como la Ley de Seguridad Ciudadana porque les hacen “la vida más complicada”, además de los controles de migración y los despliegues policiales en los lugares donde ejercen.

“Sabemos lo que queremos, somos feministas porque luchamos por una sociedad en donde ninguna mujer, prostituta o no, sea discriminada. Y creánnos, por desgracia, sabemos mucho de esto. Hemos querido llamarnos ‘trabajadoras del sexo’ porque es lo que somos. Gracias a nuestro trabajo sacamos adelante nuestras vidas y las de nuestras familias. Queremos ser partícipes de todas las decisiones que se pongan en marcha en materia de prostitución”, declaró Fernanda Valdés.

Por tanto, exigen al Gobierno la derogación inmediata de la Ley de Seguridad Ciudadana, que impide que puedan “acordar servicios sexuales con los clientes, pues sobre ambas partes pesa la posibilidad de ser multadas”. Quieren “trabajar en lugares donde el ambiente sea de civismo y tolerancia”, ya que son “las primeras interesadas en trabajar en espacios tranquilos, limpios y no peligrosos”.

Entre los prohibicionistas hay dos clases: los que quieren abolir la prostitución desde un punto de vista moral y los que quieren prohibirla señalando que se trata de violencia contra la mujer. Este último es el caso de Rosa Cobo, teórica feminista española; escritora y profesora titular de Sociología del Género en la Universidad de La Coruña, que está escribiendo un libro sobre este tema. Tiene una posición muy crítica respecto a la prostitución. Primero, “porque la prostitución es una institución básica de las sociedades patriarcales”; y segundo, “porque en estos momentos es una realidad económica neoliberal. Hay una industria a escala global y es un sector clave para el capitalismo”, explica. Según el INE, la prostitución supone el 0,35% del PIB anual.

Cobo mantiene que “la legalización prostitución debe verse como un test” para medir en qué medida la sociedad está mercantilizada. Para ella, regular la prostitución supondría, en gran parte, la victoria del capitalismo liberal. “¿Hacia dónde debe dirigirse la sociedad?”, se pregunta. Habla de casos como el de Alemania, donde se legalizó la prostitución hace años y se han hecho menos de 100 contratos a las trabajadoras del sexo, que son miles. “Si hoy en día las empresas procuran no hacer contratos a sus empleados, ¿crees que se lo harían a estas mujeres?”, dice. También recuerda que “un 90% de las personas que ejercen la prostitución no tienen papeles, así que no se las puede hacer un contrato”.

“Hace tiempo hice un estudio sobre los anuncios de prostitución en los medios de comunicación”, cuenta Cobo. Una de las cosas que más la llamó la atención en este estudio es que lo que más gusta a los demandantes dentro de esta “industria del sexo” son las mujeres que están embarazadas. “Bajo mi punto de vista, eso no se puede legalizar”, explica.

Para ella, la solución ideal sería “que se hiciesen políticas públicas para que estas mujeres puedan acceder a espacios laborales que no las erosionen. Se tiene que penalizar al cliente, nunca a las mujeres, pero siempre después de elaborar estas políticas”.

¿CÓMO SE POSICIONAN LOS PARTIDOS?

PP

Marta González, diputada del Partido Popular, señala que están “absolutamente en contra” de la legalización de la prostitución. Admite que no es un tema que se haya tocado mucho durante la pasada legislatura, pero que se trató “de manera colateral” en una subcomisión del Congreso sobre la trata de personas, porque “son dos temas directamente relacionados”, señala.

“Muchos opinan que la legalización es algo adecuado a la realidad, porque prostitución va a haber siempre, pero si vemos los países que han puesto en marcha las medidas para regularla, no han conseguido mejoras en el problema de la trata de personas”, explica. “En cambio, países como Suecia, que es abolicionista, sí que ha mejorado aunque haya costado años”, añade.

Al ser preguntada por qué, entonces, su partido no ha puesto en marcha medidas para abolir esta actividad, señala que “la sociedad española no está madura para esto. En Suecia tardaron unos 20 años”. González asegura que lo que sí irá incluido en su programa electoral, será una modificación del artículo 187 del Código Penal para castigar más duramente el proxenitismo.

Respecto a la prostitución voluntaria, señala que su partido “no dice nada”, pero “desde una perspectiva ética no nos parece correcto que un Estado se beneficie de esto”. ¿No cree, entonces, el PP, que estas mujeres que ejercen voluntariamente deberían tener derechos laborales? “No”, responde la diputada. “No es un trabajo, no puede serlo. Si lo fuese entraríamos en campañas como empezar con cursos de formación, con emisión de facturas porque serían autónomas… Habría mucha problemática dentro de la legalización de la prostitución. No es un debate para el que nuestra sociedad esté madura”, concluye.

La prostitución fragmenta al PP, prohibición vs legalización

PSOE

Carmen Montón, Secretaria de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, deja claro que su partido tiene el mismo discurso que la ONU sobre el problema de la prostitución: “Nosotros hemos querido dar el último paso y tenemos una propuesta de políticas encaminadas a la eliminación de la prostitución. Queremos penalizar el proxenitismo y que se persiga la trata de personas”. Señala que han incluido esta última iniciativa en el borrador de su programa electoral, “que, al ser participativo, se irá ampliando”. “En un momento de crisis económica, no creo que la prostitución sea una salida laboral para las mujeres. Nosotros apoyamos el discurso de la ONU, en el que la prostitución se ve como violencia contra la mujer”, explica.

Al ser preguntada por casos como el de las trabajadoras del sexo de AFEMTRAS, responde que el discurso de su partido es “que la compra de sexo no entra en los parámetros laborales. No podemos obviar que más del 90% de las mujeres que ejercen la prostitución están en redes de trata de personas. Perseguimos la dignidad de estas mujeres”, dice.

Pedro Sanchez se compromete a “abolir la prostitución”

CIUDADANOS

Alber Rivera ya anunció en abril que incluirá la legalización de la prostitución en el programa electoral del partido para las elecciones generales. “Estas personas parece que no existen. Hay una especie de doble moral colectiva, pero están ahí y tienen su sufrimiento”, explicó entonces en declaraciones a La Ser.

En el programa electoral para las elecciones municipales del 2015, ya señalaron su postura sobre este tema. El punto 5.12 dice lo siguiente:

Diseñaremos el III plan contra explotación sexual y atención a la prostitución. Incrementaremos las campañas de prevención de la prostitución, en especial en colectivos vulnerables y desarrollaremos medidas especiales de vigilancia por la Policía Local para erradicar su ejercicio. Incidiremos en el apoyo a las personas que, habiendo sido objeto de explotación, necesiten recuperar su autoestima e integrarse social y económicamente en ámbitos alternativos. Desarrollaremos la legislación en materia de legalización de la prostitución, para que se ejerza en el marco de derechos y deberes de nuestro entorno social, sanitario, laboral y económico.

Ciudadanos se posiciona sobre la prostitución “Legalización”

PODEMOS

Podemos aún no tiene una postura clara sobre este tema. Así lo asegura Jesús Gil, responsable de prensa y miembro del Consejo Ciudadano del partido. “Desde el área de Igualdad estamos contactando con distintas organizaciones para que nos ayuden a crear una postura”, explica. Asegura que “no es un tema con el que se pueda frivolizar” y que “hay que informarse antes y escuchar a los distintos sectores afectados”. También critica que otros partidos hayan tomado una postura clara a la ligera.

IZQUIERDA UNIDA

Izquierda Unida ha tenido también una posición clara sobre esta actividad. Así lo refleja su programa electoral de las elecciones autonómicas, cuyo tercer punto destaca que pretenden:

“Desarrollar políticas encaminadas a la abolición de la prostitución, como forma extrema de violencia de género. Ejecutando políticas activas desde los municipios para erradicar todas aquellas licencias de actividad que tenga relación con la explotación sexual, así mismo con la difusión en los medios de comunicación local o de regulación por ordenanzas municipales, donde se pueda difundir publicidad de esa forma de violencia o donde se difunda una imagen discriminatoria o denigrante. No apoyaremos ninguna ordenanza que pretenda criminalizar o sancionar a las mujeres en situación de prostitución”.

También destacan la elaboración de “programas integrales de actuación dirigidos a mujeres que ejercen la prostitución. Dichas actuaciones en ningún caso favorecerán ni legitimarán a los que comercian y se lucran (proxenetas, clientes, traficantes…) con los cuerpos y las vidas de las mujeres”. Y se señala que “la prostitución como forma extrema de violencia de género no puede ser materia de reglamentación. Ésta no debe en ningún caso debe entenderse como vía transitoria hacia la abolición, posición desde la que nuestra organización afronta su trabajo en este ámbito”.

La prostitución sigue siendo un tema de controversia en la sociedad española y afecta a gran parte de la población de todo el mundo. Pero los partidos siguen sin encarar el problema. ¿Será que no se atreven? ¿O es cierto que la mentalidad de los ciudadanos no está lo suficientemente madura como para debatir sobre la regulación de esta actividad? El catedrático Manuel Cancio, tiene algo muy claro: “Lo que están haciendo en España es lo peor que se puede hacer: mirar hacia otro lado”.

  1. De Podemos no me fío ni un pelo, cuando no lo dicen es que no lo quieren legalizar. Cuidado cuidado cuidado, yo no los voto y si no que lo digan claramente que sí quieren legalizar la prostitución.

  2. Podemos no ha dicho que no quiera legalizar la prostitución, ha dicho que es un tema muy delicado y que hay que tratarlo en profundidad y con cuidado porque hay mucho abuso

  3. El debate de ayer en antena tres perjudico mucho a podemos, nadie veía a Iglesias como presidente. Ciudadanos estuvo muy bien, el PP también y el PSOE no muy bien.

1 Trackback / Pingback

  1. 69EROTICOS.COM - putas madrid

Comentarios cerrados.